Hábitos que puedes

adoptar en tu día a día

como emprendedora

Por: Lina Maria Uribe

Debo confesar que me cuesta un poco desarrollar nuevos hábitos, sobretodo porque comienzo muy emocionada y luego la rutina se va apoderando nuevamente de mi día a día. Aún así, intento de muchas formas crear hábitos que no solo necesito, sino que también se convierten en parte importante de mi vida.

Por eso quiero compartirte hábitos muy sencillos que he ido incorporando a mi vida y que estoy segura de que tu podrás ponerlos en práctica y te ayudarán a crecer tanto personal como profesionalmente. 

Hábito #1

Consigue mentoras o mentores que te ayuden a crecer

Para mi es quizás uno de los mejores hábitos que he creado en mi vida; por ejemplo, cuando emprendemos, es una gran oportunidad contar con estas personas, no importan si son más jóvenes o no que nosotras, al final lo importante es el conocimiento que puedan transmitirte y la empatía que generes con ellos. Los mentores son esas personas que te acompañan, te guían, te hablan objetivamente, te escuchan, celebran tus logros y están cerca de ti para ayudarte a crecer sin ningún otro fin más que el solo hecho de ayudarte a brillar y a impulsar tus ideas.

¡Si no cuentas con una mentora o mentor, corre a buscarlos!

Hábito # 2

Un día a la vez, y mil ideas en un día: Toma acción y lánzate

¿Cuántas de nosotras tenemos miles de ideas cada día?  Por muy pequeña e insignificante que parezca, esas ideas que se te ocurren ¡toma acción y lánzate!

 

  • ¿Quieres comenzar a vender online?: asesórate
  • ¿Quieres aprender a hacer podcast y contar miles de historias?: consigue a tu primer [email protected]
  • ¿Quieres tener ese espacio físico para mostrar tus productos?: busca nuevos lugares especiales para tu marca
  • ¿Quieres lanzarte con esa idea loca que recorre cada centímetro de tu cabeza?: explora la forma de hacerla realidad.

No esperes a que sea el momento, la hora y el lugar perfecto; comienza ya mismo a celebrar esas pequeñas victorias; recuerda que la perfección es enemiga de la acción.

Hábito #3 

Aumenta cada día tus redes de contacto

Las redes de contacto son la oportunidad perfecta para que, a través de ellas, puedas mostrar lo que haces, para conocer potenciales clientes, proveedores, conectarte con el ecosistema de emprendimiento, y así mismo, crear nuevas alianzas que beneficien a tu emprendimiento. Aquí les comparto algunos tips que me han servido para ampliar mi red de contactos, y de esta forma, ser parte de espacios que me ayudan a crecer y ha aprender de otros:

  • Habla con tus amigos y averigua sobre los chats de emprendimiento a los que pertenecen y la posibilidad de ser parte de ellos.
  • Asiste a eventos, charlas, conferencias, preséntate y cuenta lo que sabes hacer.
  • Haz parte de las diferentes comunidades de emprendimiento existentes, por ejemplo: Tribu Mujeres con Visión, MET Community, Corporación Mundial de la Mujer, y aquellas comunidades virtuales. 
  • Regístrate en convocatorias y concursos para que des tu marca a conocer y lleves tu emprendimiento a otro nivel.
  • ¿Qué tal si te pones una meta de conocer mínimo 3 personas nuevas a la semana? Puedes comenzar haciendo un listado de personas que te pueden aportar algún tipo de conocimiento o incluso crear posibles alianzas que puedan ser beneficiosas para tu emprendimiento. 
  • LinkedIn también es una oportunidad para que te conozcan y recomienden tu trabajo.

Hábito #4 

Desarrolla y potencia tu marca personal

Cada una de nosotras a lo largo de su vida va creando su propia marca personal; la crea cuando habla, cuando actúa, cuando sirve a otros, cuando da consejos, cuando crea nuevos productos y servicios.

 Aunque soy de las que opina, que todos tenemos marca personal de antemano, por ser seres humanos y tener un nombre, la metodología de marca personal es un concepto que persigue la diferenciación individual para conseguir el éxito profesional. Desarrollar una marca personal consiste en que destaques todas las fortalezas y características que te distinguen.

 

 

 

 

0
Abrir chat